LAS CONDICIONES ÓPTIMAS PARA EL ESTUDIO Y LA LECTURA RÁPIDA

Parece lógico pensar, y así se nos ha transmitido muchas veces en el sistema educativo tradicional, que para una buena comprensión, tengo que leer “lenta y cuidadosamente”. Si, por contra, incremento mi velocidad, mi comprensión seguro que se resiente.

Cerebro

Cerebro (Photo credit: Wikipedia)

Las investigaciones han demostrado justo lo contrario. Cuanto más rápido se lee, mayor es la comprensión.

Realmente nuestro cerebro está preparado para leer más cómodamente a velocidades que rondan las 500 palabras por minuto. El cerebro se desenvuelve mejor con información organizada en grandes grupos con significado, que con pequeños trocitos de información. La razón es que nuestra mente es mucho más potente de lo que nos han enseñado a utilizarla. En entradas futuras ahondaré en las causas de por qué ha sucedido todo esto.

Quisiera adelantaros en esta entrada, antes de explicar herramientas concretas para mejorar la lectura, cuáles tienen que ser las condiciones óptimas externas e internas para aprovechar al máximo nuestra capacidad de lectura y estudio:

  • La mejor luz es siempre la natural. Por eso, estaremos cerca de una ventana siempre que podamos.
  • Cuando usemos luz artificial, ésta deberá ser suficientemente intensa para iluminar el material y no tan brillante como para contrastar demasiado con el resto de la habitación.
  • Los materiales deberán estar al alcance y convenientemente dispuesto. Esto permite que nos nos distraigamos y sirve también de estímulo psicológico.
  • La silla deberá ser ni muy dura ni muy blanda, con el respaldo recto. Su altura deberá permitir que formemos cómodamente un ángulo de 90º con las piernas.
  • La distancia al material de lectura respecto de nuestros ojos deberá ser de unos 50 cm. La distancia favorece la lectura y disminuye el esfuerzo y el cansancio.
  • Ambos pies estarán pegados al suelo y la espalda recta, tratando de estirar suavemente la musculatura. Tenemos que decirle a nuestro cerebro a través de nuestro cuerpo, que estamos activos y preparados.

    Cérebro Humano (B&W)

    Cérebro Humano (B&W) (Photo credit: Wikipedia)

Sentarse en la postura correcta, nos proporciona esta serie de mecanismos:

  • El cerebro recibe el máximo flujo de aire y sangre. Es decir, está preparado para actuar al máximo de rendimiento.
  • El cerebro alcanza su máximo poder, debido a que la energía eléctrica fluye adecuadamente hacia arriba.
  • Mi cuerpo le dice al cerebro lo que tiene que hacer. Si estoy erguido y alerta, mi cerebro también lo está. En cambio, si mi cuerpo está inclinado hacia atrás, hacia adelante o en cualquier otra postura no activa, le estoy diciendo a mi cerebro que es hora de descansar. Está demostrado que igual que el estado de ánimo influye en el lenguaje corporal, sucede también a la inversa: el lenguaje corporal influye en el estado de ánimo.
  • Los ojos pueden usar correctamente tanto la visión central como la periférica.

Trataremos además de crear asociaciones positivas en nuestro lugar de estudio, ya que vamos a pasar allí mucho tiempo. El mínimo de estímulos visuales, combinado con asociaciones visuales y olfativas positivas favorecerán el estudio.

Es importante saber también cuál es el momento del día en que mejor rendimos y en qué momento de la fase de estudio rendimos mejor (esto lo podemos saber con un sencillo ejercicio que explicaremos otro día). Evitaremos las interrupciones externas y las internas, tales como pensamientos, preocupaciones, divagaciones,…..

Teniendo estas cosas en cuenta, ya estamos listos para sacar mayor partido al estudio o a la lectura. Seguiremos hablando de ello.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

3 Respuestas a “LAS CONDICIONES ÓPTIMAS PARA EL ESTUDIO Y LA LECTURA RÁPIDA

  1. Susana Valle Arias

    Es interesante conocer esos pequeños detalles que pasamos desapercibidos, como la postura, la silla, el lugar, etc. me sirvió mucho ya que yo debo leer demasiado. Saludos y gracias

  2. Sara Larrauri

    Muchas gracias por tus consejos.
    Una puntualización con respecto a la distancia al material de lectura: según los ópticos optometristas conviene mantener la distancia de Harmond; esta es la distancia que hay entre el codo y la primera falange del dedo corazón. No mantener esa distancia y acercarnos demasiado produce miopía. Para evitarla, también conviene hacer ejercicios para usar la visión periférica y no centrar nuestra vista durante mucho tiempo en un punto fijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s